Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Bendición de Andrés Lima en su despacho es “una grave afrenta a la sociedad salteña”

MONTEVIDEO PORTAL |
https://www.montevideo.com.uy/Noticias/Bendicion-de-Andres-Lima-en-su-despacho-es-una-grave-afrenta-a-la-sociedad-saltena–uc698542

Organizaciones de librepensadores denunciaron la violación a la laicidad del intendente de Salto y exigieron medidas para “corregir la grave falta cometida”.

El intendente de Salto, Andrés Lima, fue bendecido el fin de semana por un pastor evangélico en una ceremonia que se realizó en su despacho de la intendencia salteña.

“El segundo señor de izquierda a derecha es el alcalde de la ciudad de Salto, Uruguay, que nos recibió en su oficina para recibir una oración y testimoniar el milagro que yo vivo. Quedó impactado. Gloria a Dios”, escribió en su perfil de Facebook el pastor Valdir de Souza (que luego borró la publicación).

De Souza, pastor brasileño de la iglesia pentecostal “Dios es amor”, visitó Uruguay el fin de semana para participar en varios eventos organizados por el Ministerio Evangelístico Tiempo de Victoria en Salto, Maldonado y Montevideo.

Para la Asociación Uruguaya de Libre Pensadores y la Asociación Internacional de Librepensamiento, el hecho constituye una “flagrante violación del Estado Laico por parte de un funcionario estatal de alto rango”.

Ambas asociaciones “tienen el deber” de denunciar esta violación “ante la ciudadanía y ante las autoridades de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, a los partidos políticos con representación en el parlamento nacional y en la Junta Departamental de Salto, exigiendo se tomen las medidas que correspondan para corregir la grave falta cometida”.

“Es llamativo que el intendente Andrés Lima, egresado como Doctor en Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de la República, desconozca que el Estado y las autoridades que lo representan, tiene la obligación de velar por el fiel cumplimiento de la Constitución de la República, que inequívocamente manda en su artículo 5º que ‘el Estado no sostiene religión alguna’. Ello significa que el Estado no debe pronunciarse a favor de una concepción religiosa en particular, ni permitir que sus instituciones sean un escenario de competencia y disputa de poder de las diferentes visiones religiosas”, indica el comunicado.

“Permitir que se realice un acto religioso en el despacho que ocupa en la Intendencia salteña, que por cierto es un espacio del Estado, representa además una grave afrenta a la sociedad salteña, que ve utilizados los recursos públicos (el lugar físico en la intendencia salteña, las horas de trabajo del intendente, etcétera) en cuestiones que deben ser del ámbito privado, de acuerdo a la libertad y garantías que brinda la propia institucionalidad republicana y laica”, agrega.

Actitudes como la del intendente Andrés Lima “ponen de manifiesto la ignorancia o el desprecio por la República, de algunos actores políticos que utilizan las posiciones de poder que circunstancialmente ostentan en el aparato del Estado, para obtener beneficios personales, sea por votos o por las razones que fueren, constituyendo por lo menos un acto de irresponsabilidad frente a sus subordinados que podrían seguir su ejemplo sin que él pudiera exigirles el cumplimiento de normas que él mismo no ha respetado”.

Para estas organizaciones, el intendente Andrés Lima, como todos los ciudadanos, tiene garantizado el derecho a participar de todas las actividades religiosas que desee. “En el Uruguay todos los cultos son libres, pero para ello tiene los templos de las distintas religiones y otros ámbitos, con todas las garantías constitucionales y legales. Nuestra institucionalidad laica garantiza la convivencia integrada, pacífica y tolerante”, señalan.

“Uruguay no necesita abrir una nueva brecha en su ciudadanía, no necesita una guerra de religiones y menos aún auspiciada por el Estado. Desde la AULP llamamos a la ciudadanía a defender a las instituciones republicanas y laicas, porque ellas son la garantía de los derechos de todos. Son la garantía para evitar que la sociedad se convierta en presa de discursos facilistas que encierran odio y discriminación”, concluye el comunicado.