Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

Noticeu Arzobispo y Obispos de la Arquidiócesis compartieron retiro espiritual con el clero secular

Del 2 al 6 de julio, convocados por la comisión del clero presidida por el Arzobispo de Montevideo, Mons. Nicolás Cotugno, más de 30 sacerdotes se reunieron junto con los Obispos en el Seminario Interdiocesano Cristo Rey, para compartir un tiempo de recogimiento y de encuentro.

El retiro fue predicado por el Obispo Auxiliar, Mons. Daniel Sturla, con el tema inspirado en las palabras de Jesús: “El Señor llama a la puerta…” y a lo largo de los días fue conduciendo a los sacerdotes por un itinerario de visita por distintas casas; la casa de Mateo, el Apóstol, la casa de Lázaro, Marta y María en Betania, la casa de Pedro en Cafarnaúm y la casa de Lázaro en Jericó. También los invitó a ver la amistad con los amigos de Jesús, los santos y santas de todos los tiempos, el primero de ellos San Pablo, luego San Juan y Santa Teresita. Posteriormente, le llegó el turno a dos hombres con fama de santidad, aún no canonizados por la Iglesia pero sí en el corazón de su pueblo, ellos son Mons. Jacinto Vera y el Pbro. Isidro Alonso, popularmente conocido como Padre Cacho.

Por último, presentó la figura de Gilbert K. Chesterton, laico y escritor inglés convertido a la Iglesia Católica y de quien últimamente se trabaja en su beatificación.

Todas las presentaciones estuvieron acompañadas por pequeñas presentaciones en videos, íconos, poesía, música, que fueron aportando no sólo fluidez sino profundidad.

Se destacó por dos elementos difíciles de conjugar, el soporte de una gran cantidad de citas bibliográficas y a la vez lo coloquial con continuas referencias a la vida propia y la de las comunidades de nuestra Iglesia.

Los participantes se sintieron muy involucrados y participaron frecuentemente con aportes en las meditaciones y en otros espacios compartidos.

El esquema diario permitió un buen aprovechamiento de los tiempos, siendo equilibrado el usado para las meditaciones (dos diarias) con el espacio de oración personal y la celebración de las horas litúrgicas: Laudes y Vísperas junto a la Eucaristía diaria. Cada día, al mediodía y durante una hora, se expuso el Santísimo Sacramento.

Los servicios litúrgicos fueron distribuidos diariamente entre los presbíteros participantes lo cual permitió que ninguno se viera sobrecargado.

La primera Eucaristía fue presidida por Mons. Milton Tróccoli, la segunda por el decano del presbiterio arquidiocesano, el P. Antonio Ramírez .

El miércoles, en ocasión de su cumpleaños, le tocó el turno a Mons. Sturla, el jueves presidió el P. Jorge Techera anterior Vicario General y el viernes a la clausura de los ejercicios presidió el Arzobispo, quien con su predicación los condujo a la casa de Nazaret de Jesús, María y José.

En base a la crónica elaborada por el Pbro. Luis M. Fariello, Secretario de la comisión del Clero, publicada en su totalidad en el Quincenario “Entre Todos”, N° 283