Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Arzobispo español genera polémicas al hablar de “invasión” de inmigrantes

MONTEVIDEO PORTAL |

En sus palabras

Arzobispo español causa polémica al plantear que “invasión de inmigrantes” a Europa puede no ser “trigo limpio” sino un “caballo de Troya”.

El arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, preguntó en un evento público si en “esta invasión de inmigrantes” y refugiados que a su juicio se vive en Europa “es todo trigo limpio”, por lo que pidió prudencia a los gobiernos ante lo que considera “el caballo de Troya” en las sociedades europeas.

El sacerdote realizó el planteó al cierre de su discurso en un desayuno del Fórum Europa-Tribuna Mediterránea, cuando se le preguntó si los gobiernos y la Iglesia están haciendo lo suficiente o lo correcto con los inmigrantes que llegan al oeste de Europa huyendo de países en conflicto, como Siria, según informa La Vanguardia. Según el arzobispo, “parece que hay más gestos y propaganda” de atención a los refugiados sirios, pero “también hay mucha realidad viva” que se está llevando a cabo con estas personas, aunque “de manera prudente” porque “esta invasión de inmigrantes, ¿es todo trigo limpio?”.

“¿Cómo quedará Europa dentro de unos años, con la que viene ahora? No se puede jugar con la historia ni con la identidad de los pueblos”, aseveró, y ha considerado que los gestos de acogimiento a estas personas “pueden quedar muy bien hoy” pero son “el caballo de Troya” en las sociedades europeas. Cañizares, que acaba de cumplir un año de oficio en Valencia, ha sugerido “ver quién está detrás de todo esto”, al tiempo que sostuvo, refiriéndose a los refugiados, que “vienen perseguidos muy pocos”, y que son a estos a los que está acogiendo y atendiendo la Iglesia.

Reacciones

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pidió este miércoles la dimisión inmediata del cardenal arzobispo Cañizares por estas declaraciones, que calificó de “manifiestamente racistas”. En declaraciones a los medios locales afirmó que es “escandaloso” que una figura pública pueda hacer unas declaraciones tan manifiestamente racistas. “La Iglesia tiene un problema si no actúa contra unas declaraciones que, de hecho, van en contra de la base del cristianismo, que es todo lo contrario”, deploró la alcaldesa de Barcelona, añadiendo que el papa Francisco defiende lo opuesto que Cañizares. Por eso, espera “reacciones” de la Iglesia, ya que cree que estas manifestaciones generan alarmismo y tensión social y son inadmisibles en una democracia.