Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Arzobispo cuestionó la guía de educación sexual destinada a escuelas

Daniel Sturla criticó que el Estado asuma “ideología de género” y que le imponga a los padres la forma de educar a su hijos.

El arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, se pronunció en duros términos este viernes sobre la Guía de Educación Sexual que estará destinada a los docentes de enseñanza inicial y primaria.

Lo hizo durante su audición semanal en Radio Oriental, en la que habló de una “imposición subrepticia” y en la que defendió el derecho de los padres a educar a sus hijos, consagrado en la Constitución.

El cardenal observó que este aspecto se contradice con los postulados de la guía, que establece que la educación sexual “es un derecho de los niños, niñas y adolescentes”, y que los padres o referentes no pueden permanecer indiferentes ante ese derecho, aún cuando no coincida con sus valores y creencias.

“Esto no está bien”, dijo Sturla. “Un Estado democrático no puede ponerse en el lugar de los padres y darle a esos chicos una educación que no es la que su familia considera conveniente”, expresó.

Una medida como esa, dijo, “es propia de estados totalitarios”.

El arzobispo de Montevideo cuestionó además el fundamento teórico de la guía educativa. “Un Estado laico, plural y democrático no puede asumir una ideología determinada, como es la ideología de género”, sostuvo.

Sturla recordó que la Iglesia no discrimina a nadie y es una “casa de puertas abiertas”, no un “club de perfectos”.

Otra cosa, subrayó, es aceptar una idea que se quiera imponer e hizo referencia al contenido de un documento publicado por el Papa Francisco luego del Sínodo de 2015.

Allí el jefe de la Iglesia habló del desafío que suponen las nuevas ideas de género. “Niegan la diferencia y reciprocidad entre hombre y mujer. Presenta una sociedad sin diferencias de sexo, y vacía el fundamento antropológico de la familia”, aseguró.

El Papa había cuestionado la “imposición de un pensamiento único que determine incluso la educación de los niños”.

Sturla llamó a los católicos a “estar atentos” y defender la “verdadera” laicidad.

“No permitamos que una ideología determinada, que no condice con la Constitución de la República, llegue a dominar la educación afectiva y sexual y de nuestros hijos”, concluyó.