Iglesia al día

" En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios (2 Co 5,20). "
Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2020

Noticeu Antonio María Barbieri, el primer Cardenal uruguayo

barbieri_escudo_foto

Antonio María Barbieri (Montevideo, 12 de octubre de 1892- 6 de julio de 1979) fue arzobispo de Montevideo desde 1940 hasta 1976 y fue el primer religioso uruguayo en ser nombrado Cardenal de la Iglesia Católica. Fue creado Cardenal por Juan XXIII, en el Consistorio del 15 de diciembre de 1958.   Único Cardenal uruguayo hasta el Domingo 4 de enero de 2015, en que el Papa Francisco anunció la designación de Mons. Daniel Sturla como Cardenal, el cual será creado en un Consistorio en el Vaticano el 14 de febrero próximo.

CARDENAL URUGUAYO EN UN CÓNCLAVE
El 3 de junio de 1963 el Papa Juan XXIII, «el Papa bueno», fue llamado a la Casa del Padre. Cumplido el tiempo previsto para los funerales de un Sumo Pontífice, 80 Cardenales ingresaron a la Capilla Sixtina para el Cónclave del que saldría electo Pablo VI, quien continuó el desarrollo del Concilio Vaticano II convocado e iniciado por su predecesor. El cónclave duró tres días, del 19 al 21 de junio, y Giovanni Battista Montini fue elegido Papa en la sexta de las votaciones. En el cónclave participó el Cardenal Antonio María Barbieri ofm cap (1892-1979), Arzobispo de Montevideo.

ALGUNOS DATOS
Nació en Montevideo con el nombre de Alfredo Barbieri. Dudó en un principio de empezar la carrera eclesiástica debido a que sus padres se oponían. Antes de entrar en la vida religiosa trabajó como empleado. El 8 de diciembre de 1913 entró a la Orden de Frailes Menores Capuchinos y continuó luego su noviciado en Italia en 1915, En septiembre de ese año recibió los hábitos e hizo su profesión solemne tomando el nombre de Antonio María.

Posteriormente asistió a casas de estudio Capuchinas y a la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma. Fue ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1921 y obtuvo su doctorado en teología en julio de 1923. No aceptó un cargo de profesor en una prestigiosa universidad de Roma y volvió a Uruguay donde fue pastor en el monasterio capuchino local. Fue elegido superior del mismo en 1931 y reelegido cinco años después.

El 6 de octubre de 1936, Barbieri fue nombrado Obispo Coadjutor de Montevideo. Recibió su consagración episcopal el siguiente 8 de noviembre. En 1940, el 20 de noviembre, sucedió a Juan Francisco Aragone como Arzobispo titular de Montevideo.

Además de sus conocimientos de teología, fue un notable historiador (miembro del Instituto Histórico y Geográfico del Uruguay), violinista y ensayista. Acostumbraba dirigirse a los fieles desde un programa radial.

En el consistorio del 15 de diciembre de 1958 el papa Juan XXIII lo nombró Cardenal, convirtiéndose así en el primer Cardenal uruguayo. Fue uno de los cardenales electores en el cónclave de 1963, y participó en el Concilio Vaticano II. Barbieri renunció como arzobispo de Montevideo el 17 de noviembre de 1976, luego de treinta y cinco años de servicio. Falleció en Montevideo en 1979 a la edad de 86 años.