Iglesia al día

" El Señor no quiere que pensemos continuamente en nuestras caídas, sino que lo miremos a Él, que en nuestras caídas ve a hijos a los que levantar y en nuestras miserias ve a hijos a los que amar con misericordia. "
Papa Francisco

La Iglesia en los medios Al Papa no le gusta que lo idealicen como a Superman

EL PAÍS |

DEFENDIÓ EL PAPEL DE LA IGLESIA CONTRA ABUSOS

El papa Francisco defendió el papel de la Iglesia católica en la lucha contra los abusos sexuales a niños y reconoció que no le gusta que lo idealicen como si fuera “Superman”, en una entrevista con el diario italiano Il Corriere della Sera.

Francisco insistió en presentarse como “una persona normal” durante la entrevista, que también fue divulgada ayer por La Nación de Buenos Aires.

“Me gusta estar entre la gente, junto a los que sufren, y andar por las parroquias. No me gustan las interpretaciones ideológicas, una cierta mitología del papa Francisco. Cuando se dice, por ejemplo, que salgo de noche del Vaticano para ir a darles de comer a los mendigos de Via Ottaviano… Jamás se me ocurriría”, enfatizó.

“Sigmund Freud decía, si no me equivoco, que en toda idealización hay una agresión. Pintar al Papa como si fuese una especie de Superman, una especie de estrella, me resulta ofensivo. El Papa es un hombre que ríe, llora, duerme tranquilo y tiene amigos como todos. Es una persona normal”, agregó.

Cambios.

El pontífice admitió que en marzo pasado, cuando fue elegido Papa, “no tenía ningún proyecto para cambiar la Iglesia”.

“No me esperaba, por decirlo de alguna manera, esta transferencia de diócesis. Empecé a gobernar buscando poner en práctica todo lo que había surgido en el debate entre los cardenales de las diversas congregaciones. Y en mis acciones espero contar con la inspiración del Señor”, señaló.

En ese sentido y consultado sobre si el Papa “es un hombre solo”, Bergoglio respondió: “Sí y no, pero entiendo lo que me quiere decir. El Papa no está solo en su trabajo porque es acompañado por el consejo de muchos. Y sería un hombre solo si decidiese sin escuchar a nadie o fingiendo que escucha. Pero hay un momento, cuando se trata de decidir, de poner la firma, en el cual queda solo con su sentido de la responsabilidad”.

Además, rechazó que lo señalen como “marxista”, sobre todo desde Estados Unidos. “Nunca compartí la ideología marxista, porque es falsa, pero conocí a muchas personas buenas que profesaban el marxismo”, puntualizó.

Abusos.

Los casos de abusos a manores “son tremendos porque dejan heridas profundísimas”, destacó Francisco.

“Benedicto XVI fue muy valiente y abrió el camino. Y siguiendo ese camino la Iglesia avanzó mucho. Tal vez más que nadie. Las estadísticas sobre el fenómeno de la violencia contra los chicos son impresionantes, pero muestran también con claridad que la gran mayoría de los abusos provienen del entorno familiar y de la gente cercana”, añadió.

Según el Papa argentino, “la Iglesia Católica es tal vez la única institución pública que se movió con transparencia y responsabilidad. Ningún otro hizo tanto. Y, sin embargo, la Iglesia es la única en ser atacada”.

Interrogado sobre temas como la bioética, la moral sexual y la condena de la Iglesia al aborto y a la eutanasia, el pontífice aseguró que “nunca entendí la expresión `valores no negociables`. Los valores son valores y basta”, subrayó.

Divorcio.

Sobre el tema de la familia y en especial el divorcio, el Papa comentó que “es difícil formar una familia”. “Nosotros tenemos que dar una respuesta. Pero para eso hay que reflexionar mucho y en profundidad. Es eso lo que están haciendo el consistorio y el sínodo”, dijo.

“Hay que evitar quedarse en la superficie del tema -explicó. La tentación de resolver los problemas desde la casuística es un error, una simplificación de cosas profundas. Es lo que hacían los fariseos: una teología muy superficial. Y es a la luz de esa reflexión profunda que podrán afrontarse seriamente las situaciones particulares, también la de los divorciados”, destacó.

Francisco admitió que le pidió consejos a su antecesor, el papa emérito Benedicto. “El Papa emérito no es una estatua de museo”, comentó. “Su sabiduría es un don de Dios. Algunos hubiesen querido que se retirara a una abadía benedictina muy lejos del Vaticano. Y yo pensé en los abuelos, que con su sabiduría y sus consejos le dan fuerza a la familia y no merecen terminar en una casa de retiro”.

No siente nostalgia por Argentina

“La verdad es que no siento nostalgia” por Argentina, aseguró el papa Francisco durante la entrevista. “Querría ir a ver a mi hermana, que está enferma y es la única que queda de nosotros cinco. Me gustaría verla, pero eso no justifica un viaje a la Argentina: la llamo por teléfono y con eso alcanza. No tengo pensado ir antes de 2016, porque en América Latina ya estuve cuando fui a Río. Ahora tengo que ir a Tierra Santa, a Asia y después a África”, comentó.

Consultado por qué nunca habla de Europa, el pontífice dijo: “¡Nunca hablé de Asia! Ni de África ni de Europa. Sólo hablé de América Latina cuando estuve en Brasil, y cuando recibí al Celam. Todavía no tuve ocasión de hablar de Europa. Ya verá”. Sobre China, futura primera potencia mundial, expresó: “Hay contactos. Es un gran pueblo al que quiero mucho”.