Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Aires nuevos en la Iglesia (El primer mes de Sturla)

EL OBSERVADOR |

MagdalenaCabrera twitter.com/magcabreran

daniel-sturla_310129

Expertos en religión y jerarcas de la Iglesia uruguaya señalan que “la renovación” que inyectan el nuevo arzobispo de Montevideo y el papa Francisco pasa por su forma de comunicar la vivencia de la fe

Ustedes, los católicos, se hacen dueños de todo. Ahora parece que la Navidad también es una fiesta católica”, le reprochó, tiempo atrás, un adolescente a un sacerdote montevideano que evangelizaba en la parroquia del Cerro. La anécdota que relató a El Observador Susana Monreal, directora del Instituto de Historia de la Universidad Católica (Ucudal), sirvió a la experta para ilustrar el fenómeno que tanto el papa Francisco, a nivel mundial, como el flamante arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, a nivel local, están generando en la Iglesia Católica. “Los católicos creemos que todo el mundo entiende de lo que estamos hablando y no es así. Vivimos en un mundo multicultural y en sociedades plurales, donde es necesario ser muy didácticos” para hacerse entender, manifestó Monreal.

Para la experta, “la virtud o la gracia” que tienen tanto Francisco como Sturla reside en que “asumen que el mundo es variado y hablan de lo que le preocupa a la gente”, señaló. “La Iglesia siempre tiene continuidad, pero hay personas que saben interpretar muy bien los signos de los tiempos, es decir, el lenguaje evangélico”. Este es, según la docente de la Ucudal, el talento del papa y del obispo de Montevideo.

Cuando se enteró de que el papa Francisco lo había designado arzobispo, Sturla explicó a El Observador que su aspiración es que la Iglesia Católica pueda comunicarse mejor con la gente, y que sea “más misionera”. A su juicio, en ocasiones se ha puesto “el arado antes que los bueyes” y es necesario que la Iglesia se concentre en el mensaje de Jesucristo. “Lo que sale primero son los ‘no’ de la Iglesia, en materia moral, antes que el ‘si’, que es el del amor de Dios a todas las personas, piensen lo que piensen, vivan lo que vivan, sean como sean”, señaló entonces.

En este primer mes que lleva al frente de la Iglesia montevideana, Sturla ha demostrado tener “un estilo muy dialogante”, explicó Monreal, quien lo comparó con el pontífice. “Ellos no ponen el foco en lo que es anticristiano, sino en el mensaje de Jesús”. Si a esto se suma “su estilo sereno y coherente frente a la complejidad del mundo actual, sus figuras se vuelven muy atractivas y lo que dicen también”, concluyó.

Además, el arzobispo ha cosechado una gran cantidad de gestos y actitudes que han sido bien percibidos por la opinión pública y han acercado la Iglesia a la secularizada sociedad uruguaya (ver recuadro en página 3).

Renovación, no revolución

Desde la opinión pública y los medios de comunicación se habla de una revolución en la Iglesia Católica presidida por el papa Francisco, de la cual Sturla se ha hecho eco. Sin embargo, Monreal rehusó utilizar ese término y prefirió llamarle “renovación”. El mismo término utilizó Pedro Gaudiano, responsable del área Ciencias de la Religión de la Ucudal.

“Tenemos un papa que muestra signos visibles, acordes al lenguaje de la gente de hoy y que todos los percibimos muy cercanos. Esto ha producido un cambio en la forma en que el contenido de la Iglesia se expresa”, manifestó Gaudiano, quien agregó que la gente también percibe esto del nuevo obispo de Montevideo.

“Es esa cercanía que hace que (Francisco y Sturla) se presenten como uno más, pero que, al mismo tiempo, la gente perciba una presencia distinta”, explicó Gaudiano a El Observador.

Para el docente, ambos “reflejan y transmiten una intensa vida de unión con Dios y no una doctrina que hay que aprender de memoria, repetir y defender. Los dos hablan desde su encuentro con Jesús resucitado y lo irradian en la vida más corriente”, expresó.

“Con conceptos teológicos hoy no se convierte a nadie pero, en cambio, el encuentro con una persona que me interpela y que me hace experimentar un amor y una experiencia de vida dentro de mí, y me genera una capacidad de amar, mueve mucho más”, afirmó el experto en religión.

No obstante, Gaudiano advirtió que la doctrina también es importante y, por eso, las figuras de Benedicto XVI y Nicolás Cotugno también son importantes. “Los contenidos del magisterio de Benedicto son los mismos que ahora desde una mirada más práctica, más visible y aterrizados a tierra, está transmitiendo Francisco”, subrayó. Al respecto, afirmó que el magisterio de Benedicto fue muy rico y sentó los precedentes para que naciera una figura como la de Francisco”.

El mensaje no cambia

Javier Galdona, designado vicario pastoral por Sturla, dijo a El Observador que en este fenómeno “el cambio de lenguaje es esencial”. “El magisterio de la Iglesia en cuanto contenido no cambió. El cambio está en el lenguaje”, aseguró.

En este sentido, enfatizó que la doctrina que transmiten Francisco y Sturla es la misma que transmitieron sus predecesores. Donde hubo cambio es en “los ejes de lo que se comunica”, que no tiene que ver solamente con el modo de hablar.

Otra fuente eclesiástica, que pidió no ser nombrada, señaló que la doctrina sobre la homosexualidad no ha cambiado en la Iglesia. “El Catecismo de la Iglesia Católica que tiene más de 20 años, establece que no se ha de discriminar al homosexual ni a nadie por su condición. Pero Francisco dijo: “Yo no juzgo”, y Sturla dijo cosas similares y se vislumbra una apertura en la Iglesia. Y el pensamiento no cambió. Cambió el lenguaje y las actitudes”, dijo. De hecho, el vicario pastoral apuntó que las actitudes de Francisco y Sturla hablan de una Iglesia más cercana a otras instituciones de la sociedad moderna.

En este sentido, Galdona advirtió que esto no es algo “radicalmente nuevo” en la Iglesia, sino que las personalidades de Francisco y Sturla hacen que “este tipo de gestos sean más visibles y ayuden a disminuir prejuicios”. l

El país menos católico

Uruguay es el país con menor porcentaje de católicos de América Latina. Según el informe de Latinbarómetro, dado a conocer esta semana, el 41% declara ser católico, mientras que el 38% dice ser ateo o agnóstico, el 8%, evangélico, y el 13%, de otras religiones.

“Hay un aire de Francisco”

José Mujica

Presidente de la REPÚBLICA, EN DIÁLOGO CON EL VICEPRESIDENTE DANILO aSTORI DURANTE LA CELEBRACIÓN DE ASUNCIÓN DE STURLA COMO OBSIPO DE MONTEVIDEO

Lo dijo

“Cuando nos mudamos (al nuevo local), nuestro principal deseo fue que estuviera Sturla. Nos emociona estar acá junto a él”

Enrique Espert

Presidente de Daecpu

“Creo que en Uruguay, con el arzobispo Sturla, el relacionamiento (Iglesia – comunidad judía) va a ser otro”

Sergio Gorzy

pERIODISTA Y PRESIDENTE DEL COMITÉ CENTRAL ISRAELITA

Gestos de Sturla

Bendición de sede de Daecpu

A los 10 días de haber asumido como arzobispo, Sturla concurrió a la nueva sede de Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos Populares y bendijo el centro. Sturla asistió varias veces a los espectáculos de carnaval en el Teatro de Verano.

Reunión con comunidad GAY

El viernes de la semana pasada recibió a representantes de la Asociación de Familias Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), y les pidió disculpas por acciones de la Iglesia Católica que los hayan herido o molestado. Además, antes dijo a Búsqueda estar dispuesto a bautizar a hijos de parejas homosexuales.

Legalización de la marihuana

Desde antes de asumir como arzobispo, Sturla aseguró que tiene dudas respecto a la ley de regulación de consumo y venta de marihuana, pero advirtió que no tiene “una posición totalmente contraria”. “Algo diferente a lo que se está haciendo hay que hacer. Las políticas que se han aplicado han sido un fracaso”, dijo.

En el comité central israelita

El arzobispo se hizo presente en el acto de nombramiento de Sergio Gorzy como presidente del Comité Central Israelita del Uruguay (CCIU). Explicó que la Iglesia está en un momento de diálogo con la sociedad.

Recuperar lo esencial

Javier Galdona, vicario pastoral, destacó la importancia que en estos asuntos tiene el contexto. Mencionó las grandes discusiones previas a la legalización del aborto y del matrimonio igualitario. “Ahora la iglesia sigue pensando lo mismo, solo que dejó de ser un tema álgido en la sociedad y, por lo tanto, no está en el centro del debate. En la discusiones los temas se simplifican y se pierde el mensaje central”, señaló. “Con sus acciones y gestos Francisco y Sturla buscan recuperar lo esencial, el encuentro con Jesús”