Iglesia al día

" En muchas naciones el #COVID19 aún está causando numerosas víctimas. Deseo expresar mi cercanía a estos pueblos, a los enfermos y a sus familiares, así como a todos aquellos que los que los cuidan. "
Papa Francisco

Noticeu ACDE presentó documento de “Aportes para la construcción de la cultura del trabajo”

19225688_674796502722941_2126652346582570705_n

Con la participación del Ministro de Trabajo, Mtro. Ernesto Murro, el presidente del PIT CNT, Fernando Pereira y la CEO de ATMA, Cra. Isabelle Chaquiriand, la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa presentó “Aportes para construir la cultura del trabajo 4.0¨.

El documento  que se presentó es una síntesis de la reflexión de ACDE para proponer al conjunto de la sociedad en vistas a la construcción de una cultura del trabajo más justa y humana, adecuada a la cuarta revolución industrial.

En la apertura del evento, el presidente de ACDE, Dr. Fernando Rachetti dijo que la cuarta revolución industrial “está abriendo enormes oportunidades de emprender y producir, cada vez al alcance de más personas. Procesos repetitivos se realizan por maquinarias y se recurre a la inteligencia artificial para los procesos de manejo de datos y de investigación. Hay nuevas posibilidades de trabajo, de trabajar a distancia, de crear, de trascender fronteras físicas y tecnológicas”. También señaló importantes amenazas:  “trabajadores que quedan relegados, brechas que se profundizan y llevan a una mayor pobreza y desesperanza”.

Rachetti en nombre de la Asociación propuso a los distintos actores involucrados (empresarios, empleados, sindicatos, gobierno, instituciones educativas, medios de comunicación, etc.)  los siguientes objetivos:

  • reducir y eliminar desigualdades y brechas: laborales, educativas, territoriales, de edad, de género, de colectivos.
  • estimular el aprendizaje constante y la creatividad  en las organizaciones públicas y privadas.
  • propiciar la escucha, el respeto al trabajo y estudio del otro, con prescindencia del lugar que ocupe.
  • generar climas y estructuras laborales que promuevan relaciones humanizantes, con compañerismo y solidaridad.
  • contribuir a un país más desarrollado, productivo, innovador, integrado, con justicia social, renta justa, mejor redistribución de la riqueza y calidad de vida.
  • mejorar la estructura de oportunidades y accesibilidad al mercado de trabajo, en condiciones de Trabajo Decente de acuerdo a la OIT, con derechos y obligaciones.

El aporte concretamente, consistió en determinar los elementos distintivos que ha de tener dicha cultura y cómo propiciarlos a tal fin.

El núcleo central de la reflexión lo constituyen los valores a impulsar , el rol del empresario y la empresa en dicha construcción y los objetivos y principios éticos en los cuales deben basarse.

Los valores propuestos son: la realización personal, la justicia, la solidaridad, la integridad, dar lo mejor de sí, la calidad, la responsabilidad y la creatividad e innovación.

Para ACDE el empresario es un trabajador que pone en riesgo capital y el fruto de su trabajo en la empresa, con la función particular de crear y liderar la organización. Su relevancia y responsabilidad social viene dada porque de su rol dependen las otras fuentes de trabajo, los productos o servicios y el valor que esa organización aporta a la sociedad.

Como principios rectores para la cultura del trabajo se proponen:

1.- atender las necesidades del mundo a través de bienes y servicios

2.- organización del trabajo bueno y productivo

3.- creación sostenible de riqueza distribuida con justicia

Luego de una presentación de dichos aportes siguieron los comentarios del Presidente del PIT CNT, Fernando Pereyra, de la CEO de ATMA, Cra. Isabelle Chaquiriand y del Ministro de Trabajo, Mtro. Ernesto Murro con algunas preguntas.

Los tres elogiaron la pertinencia del tema y el contenido del documento presentado.

Para el Presidente del PIT CNT,  como los trabajos en el futuro van a estar ligados a la formación terciaria, si los sindicatos no procesan rápido ese cambio corren el riesgo de no poder representar a los trabajadores que puedan verse afectados. Y enfatizó que ¨los acuerdos que se logren hacer hoy son los que fijen condiciones de trabajo y vida a las nuevas generaciones¨.

Por su parte, la empresaria, la cuarta revolución industrial significa que ëmpresarios y líderes de gobierno van a tener que adaptarse a estos modelos de innovación permanente. Para eso, uno de los principales desafíos es capacitarse -trabajadores, empresarios y gobernantes- en las capacidades que se van a hacer importantes¨.

El Ministro de Trabajo, tomando y mostrando el documento, elogió el trabajo realizado por su profundidad y seriedad, reconociendo además que «Uruguay debe mejorar y profundizar» su cultura y calidad de trabajo”.

Al cierre, el presidente de ACDE se dirigió a los diversos sectores involucrados partiendo de que :el empresario es un trabajador que pone en riesgo capital y el fruto de su trabajo en la empresa”.

A continuación enfatizó que ¨para que la sociedad pueda tener los puestos de trabajo y los productos y o servicios que necesita, se precisan empresarios suficientes en cantidad, capaces, esforzados, creativos, innovadores y responsables”

Rachetti exhortó a los empresarios a “cumplir este rol con excelencia. A tener el bien común y la persona humana como valores máximos de referencia en la creación, innovación y gestión de las organizaciones”

Asimismo, llamó a empresarios y a los sindicatos a derribar muros y tender puentes: “sindicatos y empresarios: saquémonos los lentes de la ideología que distorsiona la realidad y construyamos los puentes para crear la Sociedad que todos queremos y el país productivo necesita….Defendámonos de los malos empresarios, sin pensar que todos los empresarios son piratas usurpadores, ni que los trabajadores hacen el mínimo esfuerzo”.

Respecto de los gobernantes y dirigentes políticos dijo que “el gobierno debe reivindicar para si la necesidad de tener políticas que sean dinamizadoras de la actividad empresarial. Que la actividad empresarial es algo productivo, algo que puedan hacer quienes sienten la vocación de emprender, de arriesgar, de liderar, sin que tengan que cargar con una velada culpa, ni andar con bajo perfil para no sentirse agraviados. La actividad empresarial es fundamental para la creación de puestos de trabajo y de riqueza.

Al final de su discurso se refirió a la educación: “Nada de lo que aquí y en otras partes podamos decir tiene sentido sin una transformación imprescindible de la educación para terminar con la expulsión y condena a la frustración de decenas de miles de niños y jóvenes”. Aseveró  en este sentido, que «el Estado está perdiendo la guerra» por lo que «debe permitir que otros la luchen y logren los fines esperados. Debe hacer y dejar hacer. Si no, condenamos a nuestros hijos y al país”.

 

Documento completo AQUI

 

VIDEO