Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Abortos se financiarán con Fonasa pero usuarios no harán pago extra

EL OBSERVADOR |

Reglamentación. Mutualistas pagarán por el acto y lo recuperarán en las cápitas

Los abortos se realizarán con misoprostol y mefipristona . M, cerchiari

El dinero para financiar los abortos legales provendrá del Fondo Nacional de Salud (Fonasa). Este es uno de los aspectos ya definidos del decreto reglamentario de la ley que despenaliza el aborto, en el que trabaja el Ministerio de Salud Pública (MSP). Las mutualistas deberán financiar la práctica cada vez que se presente una usuaria, pero luego recuperarán lo invertido a través de las cápitas que reciben del Fonasa en forma mensual.

Esto no significará un mayor descuento para los uruguayos. Los que no tienen hijos a cargo seguirán aportando 4,5% de su salario, y los que sí tienen continuarán contribuyendo con el 6%.

Aún no se sabe cuánto costará la nueva prestación que se incluirá en el Plan Integral de Atención a la Salud (PIAS), pero se procurará que el valor quede cubierto en el aumento de la cápita mutual. El cálculo lo está realizando Economía de la Salud, del MSP.

El costo de los abortos será asumido por el Fonasa. Este fondo se compone del aporte de los trabajadores, más un porcentaje (entre 2 % y 3%) que proviene de Rentas Generales. El Fonasa es administrado por la Junta Nacional de Salud (Junasa), y funciona como un banco acotado que puede, por ejemplo, adelantar cápitas a una mutualista que lo solicite.

El presidente de la Junasa, Luis Gallo, adelantó a El Observador que los abortos “tendrán un impacto menor” en el Fonasa porque “buena parte del proceso ya está financiado” desde que funcionan los servicios de salud sexual y reproductiva. Lo que se agrega es el costo del aborto en sí, que siempre que se pueda se realizará con fármacos y no a través de procedimientos quirúrgicos, que son más caros. Gallo estima que con el dinero que hoy ingresa al Fonasa podrán absorberse los gastos, aunque no descarta que deba incrementarse el aporte de Rentas Generales.

En un mes

Según informó el prosecretario de Presidencia, Diego Cánepa, en el Consejo de Ministros del lunes el ministro de Salud, Jorge Venegas, afirmó que el decreto reglamentario estará pronto el viernes o a principios de la semana próxima.

Sin embargo, los técnicos que trabajan en el tema consideran “imposible” cumplir con lo que prometió el ministro. “Nos vamos a tomar el mes” previsto desde la promulgación de la ley, dijo a El Observador la coordinadora de Salud Sexual y Reproductiva del MSP, Leticia Rieppi. “No porque seamos tontos y tengamos ganas. Es que son muchas cosas las que debemos hacer, y queremos presentar el decreto junto al protocolo o guía clínica”, argumentó. El plazo vence el 23 de noviembre.

La comisión que trabaja en la reglamentación se reúne casi a diario. Además de la financiación, otro de los aspectos ya definidos es que el MSP habilitará la mefipristona, un fármaco abortivo utilizado en Europa y que administrado junto al misoprostol logra altos niveles de eficacia. Algo que preocupa al MSP es cómo asegurar que se cumplan los plazos establecidos en la ley para atender a la mujer que quiere interrumpir su embarazo. La clave, dijo Rieppi, será el control que se realice a las mutualistas que incumplan y la “fiscalización” que ejerza el ministerio.

APUNTE

Prestaciones obligatorias

Las instituciones que pertenecen al Sistema Nacional Integrado de Salud están obligadas a brindar todas las prestaciones que incluye el Plan Integral de Atención a la Salud (PIAS). Allí figuran los servicios ambulatorios y quirúrgicos, los especialistas con que se debe contar, los procedimientos diagnósticos, terapéuticos y de rehabilitación obligatorios, los medicamentos y vacunas que deben suministrar y la atención estipulada en función de la edad del usuario.