Iglesia al día

" El amor al otro por ser quien es, nos mueve a buscar lo mejor para su vida. Sólo en el cultivo de esta forma de relacionarnos haremos posibles la amistad social que no excluye a nadie y la fraternidad abierta a todos. #FratelliTutti "
@Pontifex

La Iglesia en los medios Aborto: estiman que un tercio desiste tras ser asesoradas

EL ESPECTADOR |

La doctora Leticia Rieppi, médica ginecóloga, coordinadora del Área de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud Pública, dialogó con El Espectador acerca de cómo se está llevando a cabo la aplicación de la ley de despenalización del aborto.

Rieppi informó que ya se han realizado abortos y que “las mujeres han solicitado asesoramiento en todas las instituciones, tanto en las que han manifestado objeción de ideario como en las que no, así como en las que muchos profesionales han expresado ser objetores de conciencia y en las que pocos funcionarios lo han hecho”.

Destacó que “hay más profesionales de la salud que no son objetores de conciencia, de los que lo son” y señaló que la cuestión es saber “si la objeción es por criterios religiosos, filosóficos, valores morales, o si es pura y exclusivamente porque no están de acuerdo con la ley; ya que, decir que no se está de acuerdo con la misma, no es un motivo para decir que son objetores de conciencia”.

Sobre la interrupción del embarazo, Rieppi señaló: “Nosotros recomendamos la utilización de la medicación por considerarla de menor riesgo, recomendamos lo farmacológico. Hay circunstancias en la que no la podemos utilizar y se recomienda lo quirúrgico”.

Según la reglamentación, la interrupción voluntaria del embarazo no será penalizada, para el caso de las mujeres que durante las primeras 12 semanas de gravidez cumplan con los requisitos que establece la normativa: penuria económica, social, familiar o etaria. Para acceder a la prestación, la mujer debe concurrir al ginecólogo, quien la derivará en consulta a un equipo interdisciplinario conformado por distintos especialistas, que deberá asesorarla sobre los procedimientos, los riesgos que tiene y las alternativas que existen para no hacerlo, como por ejemplo, darlo en adopción.

Respecto a si las mujeres han cambiado de parecer luego de reunirse con el grupo interdisciplinario, Rieppi indicó que “aparentemente las informaciones que nosotros tenemos es que no han sido muchas las que han desistido. Los datos que teníamos anteriormente de servicios de salud sexual y reproductiva, que tenían información muy prolija, era que más o menos una tercera parte de las mujeres después de ser asesoradas desiste de interrumpir el embarazo. Aparentemente podría llegar a ser lo mismo. Los números exactos los vamos a tener para la segunda quincena de enero”.