Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios Aborto: Círculo y Evangélico pedirán objeción de ideario

EL ESPECTADOR |

Las instituciones de asistencia médica que no quieran practicar abortos a raíz de la nueva legislación, entrada en vigor la Ley 18.987 con su posterior reglamenación, podrán presentar la objeción de ideario antes del 20 de diciembre.

Aborto: Círculo y Evangélico pedirán objeción de ideario

Desde el pasado 29 de noviembre cualquier mujer puede pedir en su institución mutual la consulta con la intención de interrumpir voluntariamente su embarazo dentro de las primeras 12 semanas de gestación y a partir de allí la apertura de una instancia de consulta con un equipo multidisciplinario. Si pasados los cinco días de reflexión la mujer decide practicar la interrupción voluntaria del embarazo podrá hacerlo en cualquira de las instituciones que conforman el Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS).

Pero aquellas instituciones de salud que no quieran practicar abortos pueden acogerse a la llamada objeción de ideario que también está prevista en esta ley.

En la reglamentación que hizo el Poder Ejecutivo, el artículo 21 establece que las instituciones que con anterioridad a la entrada en vigencia de esa ley tengan objeción de ideario deberán presentar la solicitud de no realizar interrupciones voluntarias del embarazo ante la Junta Nacional de Salud.

La objeción de ideario se configura cuando surja de los estatutos de una institución prestador de salud privado disposiciones que determinen –o de las que se puedan inferir- que las mismas no realizarán estos procedimientos.

Las instituciones que están con estatutos que contemplen esta situación son el Círculo Católico y el Hospital Evangélico.

Después está el artículo 22, que establece el plazo que tienen las instituciones para presentar la objeción de ideario. Ese plazo es 15 días a partir de la entrada en vigor de la ley, que entró en vigor el 29 de noviembre.

Las instituciones que no presenten la objeción de ideario antes del 20 de diciembre van a estar obligadas a realizar la interrupción voluntaria del embarazo. Entonces, tanto el Círculo Católico como el Hospital Evangélico deben presentar antes del 20 de diciembre esta objeción.

Sin embargo, las instituciones que no quieren practicar abortos están obligadas por la ley a dar satisfacción para cumplir con los derechos que tienen las afiliadas a estas instituciones.

Aquí se abren algunas alternativas que son darle la posibilidad a las embarazadas a que se vayan a otras instituciones. Otra posibilidad es que deriven a la socias a otras instituciones que practiquen la interrupción del embarazo y la reglamentación prevé que deberán pagar este procedimiento.

El Círculo Católico, por ejemplo, se niega a pagar a otras instituciones y a tercerizar. La doctora Cecilia López, presidenta electa de Círculo Católico, fue la vocera de la institución y señaló a El Espectador que van a pedir la objeción de ideario.

“El Círculo obviamente va a solicitar la objeción de ideario. Estamos trabajando en la redacción del documento. La vamos a solicitar. El proceso de discusión y de buscar alternativas, estrategias ya tienen mucho tiempo. Una discusión que hemos tenido en buenos términos con los parlamentarios, con las autoridades. Sin perjuicio de que sabemos y reconocemos que se nos ha atendido y entendido en una cantidad de temas, hay otros que tenemos que buscar cómo los llevamos adelante. Sabemos que formamos parte del Sistema Nacional Integrado de Salud y tenemos normas por delante por cumplir, con lo cual estamos tratando la manera de cumplir con las normas, pero respetando también los principios que guían a la institución, son la base y sobre todo el tema de la defensa de la vida”, aseguró López.

La presidenta del Círculo Católico recalcó que la institución va a facilitar el camino a las afilidadas.

“La institución va a facilitar como dice el decreto la posibilidad de que la mujer pueda cambiar de institución de salud. Eventualmente, si alguna mujer dijera que no quiere cambiar de institución de salud o que quiere seguir ligada a la institución por equis razón buscaremos la manera y nosotros somos optimistas de que esas mujeres acepten el cambio mutual y que puedan seguir siendo atendidas por la institución gratuitamente o de repente con su médico de referencia o seguir teniendo determinadas asistencias que para las personas son importantes porque entendemos también que el cambio mutual es un desarraigo y nosotros no queremos tampoco que la mujer sienta eso. La institución no juzga, no tiene de ninguna manera hacer un juicio de valor sobre la decisión que tome esa mujer”, estableció López.

En cuanto a si el Círculo Católico tercerizará el servicio de interrupción voluntaria del embarazo, López respondió: “La tercerización es algo que nos hemos planteado muchas veces, lo planteamos también a las autoridades. Nosotros no consideramos ética la tercerización. Sí evaluamos la posibilidad eventualmente si la mujer no quisiera cambiarse de mutual (…) Lo vemos muy remoto porque sé que las usuarias del Círculo Católico son muy respetuosas de la posición de la institución y que vamos a buscar soluciones que amparen sus derechos, pero que también amparen nuestros derechos. Buscaremos otras estrategias, puede ser que si alguna otra institución siga adelante con el procedimiento y podamos brindar otro tipo de servicios, pero sin haber pago de por medio”, indicó López.

Por otro lado, el Hospital Evangélico también marcó su posición en la mañana de este martes a través de un comunicado en el que señaló que el Consejo Directivo tomó “la decisión de presentar a las autoridades sanitarias una objeción de ideario, por lo que no habrán de realizarse prácticas abortivas en esa institución”.

“Las socias que consulten respecto a la interrupción del embarazo serán informadas por nuestro Servicio de Salud Sexual y Reproductiva acerca de alternativas y recursos de apoyo que permitan la conservación del embarazo, cumpliendo con las consultas multidisciplinarias correspondientes, en las formas y plazos establecidos por la reglamentación aprobada”, señala el comunicado.

“Cumplido el plazo de reflexión establecido en la normativa, en caso de reafirmación de su decisión de interrupción del embarazo, la socia será referenciada a un servicio especializado de otra institución, cuyos profesionales asumirán la prescripción y control del acto de interrupción del embarazo, efectuando el control inmediato posterior”, indica el comunicado.

Finalmente, el comunicado establece que “una vez realizada interrupción del embarazo, el Hospital Evangélico continuará asistiendo a la paciente en el Servicio de Salud Sexual y Reproductiva a efectos de evaluar y eventualmente tratar cualquier perturbación o secuela que pueda presentarse”.

“El costo económico del acto, así como el tratamiento de eventuales complicaciones surgidas en la paciente como consecuencia de la interrupción del embarazo, serán asumidos por el hospital”, concluye el comunicado.

De esta manera, ambas instituciones de principios cristianos presentarán la objeción de ideario, ambas se niegan a realizar abortos, pero el Círculo Católico no está dispuesto a pagar para que otros lo hagan, mientras que el Hospital Evangélico asumirá los costos económicos.