Iglesia al día

" El Tiempo de la Creación es un tiempo para renovar nuestra relación con el Creador y con toda su maravillosa obra, la naturaleza, por medio de la celebración, la conversión y el compromiso. "
Tiempo de la Creación

La Iglesia en los medios Aborto: 2.550 en 6 meses; mayoría en mutualistas

EL PAÍS |

Hubo subregistro en primeros meses; un 10% desiste

Federico Castillo

Unos 456 abortos legales por mes se realizaron desde su despenalización. Más de la mitad se hicieron en mutualistas y la gran mayoría fueron mujeres mayores de 20 años. De ahora en más los médicos que objeten deberán llenar un formulario.

Todos los meses abortan en Uruguay un promedio de 456 mujeres. La mayoría, el 60%, lo hace en instituciones privadas y bastante más de la mitad, un 72%, son mujeres que tienen 20 o más años de edad; un 15% es menor a 19 años. El 63% de los casos de interrupción del embarazo se concentra en Montevideo y solo entre un 6% y un 10% de las mujeres que consultan para abortar desiste en su idea luego de los cinco días de reflexión previstos por la normativa.

Introduzca el texto aquí

Desde que en diciembre del año pasado se instrumentó la ley de despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo hasta mayo de este año se registraron unos 2.550 abortos legales.

Las autoridades sanitarias admitieron que durante los primeros meses de implementación hubo un subregistro en los datos. El primer mes, diciembre, solo el 52% de las instituciones reportó información, el segundo trepó hasta un 75% y ahora se está en un 98%.

Las cifras oficiales fueron presentadas ayer por el subsecretario de Salud, Leonel Brioz-zo, que ancló buena parte de su exposición en destacar la baja de la mortalidad materna gracias a esta política. “Somos los campeones de América Latina en baja mortalidad materna”, expresó, exultante.

“La mortalidad materna ha descendido dramáticamente, Uruguay es el único país de América Latina que ha logrado la meta de Desarrollo del Milenio. Tenemos el privilegio de estar terceros en las Américas, solo nos ganan Canadá y Estados Unidos”, dijo y destacó que en estos seis meses analizados hubo “cero muerte materna reportada” y “cero complicaciones” durante la interrupción de un embarazo.

También resaltó que la natalidad aumentó en este último año. “Estamos viendo que hay un repunte en la natalidad, por lo que (el aborto) lejos de ser un método de regulación de la natalidad, para las mujeres uruguayas -mucho más inteligentes de lo que algunos han planteado por ahí- es un método que se usa en última instancia”.

Tasa.

Otro de los datos que para Briozzo es un motivo de “orgullo” es que con estos números, la tasa de abortos en Uruguay es equiparable a la de países de Europa occidental como Francia, España o Inglaterra. Teniendo en cuenta que hay unas 704.000 mujeres de entre 15 y 44 años, y que en el mes en que hubo mayor cobertura de reportes de abortos legales se notificaron 589 casos, se redondearía en unos 7.200 por año y esto arrojaría una tasa de 10 abortos cada mil mujeres.

Briozzo admitió que desde hace unos 20 años no se hacían estudios que permitieran aproximarse a las cifras de aborto en Uruguay, por lo que es difícil comparar con precisión si la cantidad de procedimientos aumentó o disminuyó con la despenalización. La cifra histórica que se manejaba en el país hasta ahora data del año 1995 en base a un estudio del sociólogo Rafael Sansiviero que concluía que se hacían 33.000 abortos clandestinos.

Si se comparan esos números no oficiales con los presentados ayer, la tasa bajó abruptamente. Pero lo cierto es que hay “un período ventana” que va desde el 2002 hasta este año en que no se manejaron datos ni oficiales ni extraoficiales.

Lo que confirmó Briozzo es que la información disponible hoy corrobora que las interrupciones del embarazo se dan “en todas las clases sociales”.

“El embarazo puede ser la peor o la mejor noticia dependiendo de las circunstancias”, puntualizó.

El subsecretario señaló que la proyección estimada ahora, “al igual que ha pasado en Europa”, es que aumente el número de reportes de abortos y “luego es dable esperar que disminuya a unos dos tercios de lo que había”. Insistió en que la política “más efectiva” para disminuir el número de abortos es la despenalización junto con educación y anticoncepción. “O sea que si se está en contra del aborto, lo mejor es despenalizarlo”, dijo.

Objeción.

Por otra parte, Briozzo anunció que finalmente se llegó a un acuerdo con el Colegio Médico del Uruguay para reglamentar la objeción de conciencia y confirmó además que aproximadamente un 30% de los profesionales son los que han objetado participar del procedimiento.

Desde ahora, los médicos deberán estampar en un formulario su objeción de conciencia. En ese documento se deberá dejar claro que la negativa a hacer el procedimiento es por motivos morales, religiosos o filosóficos. Y que se trata de un “acto individual y no colectivo ni institucional”.

Briozzo confía en que esto sea algo que “haga meditar a los colegas”. Destacó que la situación de Salto -donde objetaron todos los médicos- “no ha generado un problema para la continuidad asistencial de las pacientes”.

Médicos presentan recurso de nulidad

Un grupo de 20 médicos presentará hoy un recurso de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) contra el decreto reglamentario dictado por el Poder Ejecutivo en relación a la ley que despenalizó el aborto antes de las 12 semanas de gestación.

En diciembre de 2012, los médicos presentaron un recurso administrativo ante el Poder Ejecutivo. Pero como vencido el plazo legal el gobierno no respondió, eso habilita a los profesionales a presentar la acción de nulidad ante el TCA.

Los médicos argumentan que el decreto reglamentario “atropella” la libertad de conciencia del personal de la salud, “impidiéndole actuar de acuerdo a sus convicciones científicas, éticas y filosóficas, al restringir su derecho a la objeción de conciencia”.

Por otra parte, cuestionan que la reglamentación restringe la información que la ley exige que se le debe brindar a la mujer que pretende abortar su embarazo, lo que le impide al médico “actuar de acuerdo a su deber profesional”.

El abogado Gianni Gutiérrez, asesor de los médicos que hoy presentarán el recurso, dijo a El País que en la demanda se pedirá, como medida cautelar, la suspensión de la aplicación de varios artículos del decreto.