Iglesia al día

" En este tiempo de pandemia, que dejó sin efecto o en suspenso tantos proyectos personales y colectivos... damos, en primer lugar, gracias a Dios por todo lo bueno que hizo surgir en los corazones de hombres y mujeres de nuestra tierra. En todo ello encontramos motivos de esperanza. "
Mirando con Dios este tiempo

La Iglesia en los medios A imagen y semejanza del Liceo Jubilar

EL PAÍS |

UN GRUPO DE FAMILIAS SE EMBARCÓ EN LA CREACIÓN DE UN CENTRO EDUCATIVO SIMILAR

Inspirados en el Liceo Jubilar del barrio Casavalle de Montevideo, y conscientes de la necesidad de contar con una institución de características similares en Paysandú, un grupo de familias se embarcó en la creación del Liceo Francisco.

53409cd0ab11c.r_1396743389192.0-201-780-676

En la actualidad, el desarrollo del proyecto que comenzó en 2012 está a la espera de la adjudicación del cupo de la ley de donaciones especiales del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), donde fue ingresado y de cuya aprobación dependen para seguir adelante. Será el primer centro educativo de tiempo completo, religioso y gratuito, y de gestión privada en la ciudad de Paysandú.

Sus fundadores explican que el objetivo es contribuir a eliminar la brecha de aprendizaje de contexto vulnerable en la capital sanducera. Sostienen que el desafío es educar en tiempos de crisis frente a “una sociedad frágil, enferma en cuanto a su debilidad en valores. Una sociedad cambiante pero sin rumbo cierto”.

“La idea es generar un lugar donde el chico se sienta contenido, donde sienta que aprende; por eso a partir de octubre de este año vamos a comenzar a prepararlos para que, por lo menos, vengan con comprensión lectora y con los conocimientos de matemáticas más firmes”, explica Mónica Olivelli, una de las socias fundadoras del proyecto.

La Iglesia Católica a través de Pablo Galimberti, obispo de Salto y cuya diócesis también abarca el departamento de Paysandú, aportó en calidad de comodato precario un predio de dimensiones importantes, parquizado y con construcciones que deben ser adecuadas y reformadas para que funcione el liceo.

Está ubicado en la zona norte de la ciudad, en el Barrio Nuevo Paysandú, a pocas cuadras de Barrio Norte, Barrio P3, Curupí y las Brisas.

Se trata de barrios considerados “conflictivos”.

Apertura.

El plan es que el Liceo Francisco abra sus puertas en 2015 con dos primeros años de Educación Secundaria y un cupo para 50 estudiantes que residan en la zona y postulen para concurrir.

Como requisito, los aspirantes deben vivir en los barrios mencionados, en contexto socioeconómico de pobreza, y tener familia o tutores que se responsabilicen de sus acciones.

Para captar estudiantes, en la primera etapa, el equipo de asistentes sociales del liceo, en coordinación con organizaciones que trabajan en la zona, realizarán un trabajo de información a las familias.

Cómo funcionará.

La institución trabajará con técnicos especializados, educadores y voluntarios para lograr un impacto en la vida de los jóvenes.

Además de las materias curriculares de Secundaria, los alumnos recibirán formación en valores y participarán de talleres e intercambios educativos. Por tratarse de un liceo de horario completo, los alumnos recibirán tres comidas diarias.

“Estos proyectos apuntan al conocimiento y mucho a la parte humana, pero se trata de educar en la excelencia. No en educación pobre para pobres. Apuntamos a un proyecto tan completo y tan hermoso que los padres quieran que sus hijos estén allí”, explica Mónica Olivelli, y concluye: “Ese es el espíritu y nuestra motivación para luchar y sacarlo adelante”.